image

MANUEL VALDERRAMA NOS EXPLICA POR QUÉ MERECE LA PENA ESCRIBIR

Con motivo de la Feria del Libro, Manuel Valderrama nos habla de la experiencia de escribir y de publicar tu primer libro:

Las Ferias del Libro son, sin duda, una ocasión única para que un escritor establezca contacto directo con los libreros, sus aliados naturales, y los lectores, sus víctimas potenciales. Cuando el autor (o autora, en estos casos no se hace distinción de género) presto a firmar es un perfecto desconocido, muchos paseantes suelen mirar los volúmenes que llenan la caseta guardando una prudencial distancia, por evitar verse en el compromiso de comprar un libro del que no tienen referencia y que, como pasa con cualquier otro antes de empezar a leerlo, no saben si les va a gustar o van a detestar. Lógicamente, prefieren aferrarse a sus escritores de referencia, a sus géneros predilectos, o a títulos bien conocidos, en lugar de embarcarse en una aventura por páginas ignotas que no saben muy bien adonde les conducirán. De hecho, cuando el librero les presenta al cuasi anónimo escritor, en un vano empeño por publicitarlo, algunos te preguntan destemplados de qué va tu novela, escudriñando cualquier punto débil en tu defensa de la obra para salir huyendo en busca de otra caseta en la que no haya un perfecto desconocido dando el coñazo con su libro.
La cosa, claro está, varía si el autor firmante es una celebridad de esas que salen con frecuencia en la televisión, sea como presentador, tertuliano o entrenador de fútbol. En ese caso, al viandante está dispuesto a hacer cola pacientemente y a comprar un ejemplar, que tal vez no lea, con tal de hacerse con la preciada rúbrica. Mientras, uno contempla la escena en soledad o con la compañía caritativa de algún amigo que se ha pasado por la caseta para evitarte el incontestable fracaso de regresar a casa con el bolígrafo sin estrenar.
Por eso es tan reconfortante el momento mágico en el que una persona desconocida se acerca a ojear y hojear tu libro con una sonrisa y te pregunta con interés, más por el mero placer de conversar que de interrogarte, porque hace un rato que tomó la firme decisión de comprar tu novela y darle una oportunidad. Quede impreso mi agradecimiento eterno a todas esas personas que os habéis acercado a El hombre de perfil sin más referencia que vuestra curiosidad. Vosotr@s hacéis que merezca la pena el esfuerzo de escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *